IIIIIII

COMO ES ARRIBA ES ABAJO

Si el pensamiento crea nuestra realidad, todo lo que ocurre es una representación de nuestro pensamiento. Para poder entender a la mente, al otro, a la sociedad, y al universo, es necesario conocer las leyes que lo rigen. Inspirada en siete principios cósmicos que influyen en la naturaleza y el hombre, Sharon expone el cuerpo como un reflejo del universo. Esta serie se basa en siete leyes universales escritas por Hermes Trismegisto las cuales pueden ser observadas y aplicadas para alcanzar un mayor nivel de evolución.

El cuestionamiento que surge es: ¿Qué sentido tendrían todas las cosas allí afuera que reflejan nuestro interior, si no fuera para incitarnos al cambio?. Su obra reflexiona el mecanismo de usar la observación para representarlo. La respuesta se plasma en una fotografía construida .

Durante varias semanas, Sharon se sienta en su jardín a observar, escuchar y escribir simples notas. Observando las leyes universales bajo un árbol de Neem, descompone este lenguaje desde la noción de la luz, el monocolor y la geometría fractal. El resultado de esta observación busca plasmar visualmente la naturaleza en todas las formas hacia el equilibrio. La arquitectura biológica y la naturaleza se encuentran en este espectro de amarillos, que explora su estilo estéril y unicolor.
Inspirado en El Kybalión, en tiempos de pandemia.


Top